La incorrecta manipulación de cargas puede ocasionar importantes lesiones a los trabajadores, por ello en materia de prevención de riesgos laborales se hace especial hincapié en la forma más adecuada de manipular los cargamentos. Para prevenir las posibles lesiones en la columna durante el traslado de bultos es necesario seguir una serie de medidas, que las empresas deberán enseñar a sus trabajadores de forma obligatoria.

En primer lugar, para manipular las cargas manualmente los trabajadores deberán emplear técnicas de levantamiento específicas, cuyo principal objetivo es mantener la espalda recta realizando todo el esfuerzo con las piernas. De este modo, se minimizan los riesgos de lesiones en la espalda y sobrecargas musculares. El procedimiento correcto para el levantamiento de cargas engloba los siguientes pasos:

  • Apoyar los pies en el suelo firmemente.
  • Separar los pies, la distancia entre ambos debe rondar los 50 centímetros.
  • Doblar la cadera y las rodillas para coger la carga.
  • Durante la elevación de la carga mantener la espalda recta.

Además de estas medidas, desde Prevención Siglo 21 queremos presentarte unos consejos útiles para la manipulación adecuada de cargas:

  1. No debes girar el cuerpo mientras sostienes una carga pesada.
  2. Las cargas excesivas son la principal causa de las lesiones en la espalda, nunca levantes una carga superior a tus posibilidades reales.
  3. Es importante mantener la carga lo más cerca del cuerpo posible, de este modo se aumenta notablemente la capacidad de levantamiento.
  4. Nunca levantes una carga por encima de tu cintura en un único movimiento.
  5. Utiliza el peso de tu cuerpo para empujar y tirar de los bultos.
  6. Es importante mantener los brazos pegados al cuerpo mientras portas la carga y lo más tensos posible.
  7. Si las dimensiones de la carga son demasiado grandes no dudes en pedir ayuda para trasportar el bulto.

De cualquier modo, en cuanto a la prevención de riesgos labores en la manipulación de cargas es recomendable la realización de diferentes ejercicios de estiramiento y refuerzo muscular. Dichos ejercicios hacen especial incidencia en el fortalecimiento de las piernas, la caderas y los brazos que son las partes sobre las que debe recaer el esfuerzo en una adecuada manipulación de cargas.