Después de una década de continuo descenso, en general la siniestralidad laboral se ha visto incrementada en el primer trimestre de este año. Las cifras indican que se han registrado más accidentes, que en el mismo período del año anterior. Como empresa de prevención en riesgos laborales vamos a realizar un análisis de los datos de siniestralidad por sectores en relación con los informes del año pasado.

Los sectores con mayor siniestralidad laboral son la construcción y la industria, aunque curiosamente ambos experimentaron un descenso en el número de accidentes en 2013 con respecto al año anterior. Les siguen, en la distancia, el sector agrario y el sector servicios, respectivamente.

En el caso de la construcción, la incidencia de la siniestralidad laboral se redujo en un 4,4%, gracias al importante descenso de los accidentes catalogados como graves y los leves. Sin embargo, los accidentes mortales registraron un aumento respecto al 2012 del 7%.

El sector industrial obtuvo un descenso de la siniestralidad laboral en 2013, alcanzado dicha caída un porcentaje cercano al 2%. En este caso todos los accidente: graves, leves y mortales se vieron reducidos, respecto al mismo período del año anterior.

Curiosamente, en el caso del sector agrario la siniestralidad laboral se vio incrementada en el 2013 en un 15% respecto a las cifras registradas en 2012. Dicho aumento se debe a un incremento, tanto en los accidentes leves como en los graves. Aunque es cierto que también se produjo un descenso en cuanto a los siniestros mortales en el sector.

En cuanto al sector servicios también presenta un ligero ascenso respecto al 2012, alcanzando este crecimiento casi el 6%. En este caso, al igual que el sector agrario, experimentó un aumento en los accidentes leves y graves, pero una caída de los accidentes mortales.

En definitiva, mientras los dos sectores con una mayor incidencia de siniestralidad laboral, la construcción y la industria, ha experimentado una pequeña reducción en dichos porcentajes. El sector agrario y servicios, aún con menor incidencia en materia de siniestralidad laboral, han incrementado sus porcentajes respectivamente.

Desde Prevención Siglo 21 queremos recordar la importancia de tomar las medidas adecuadas en materia de prevención de riesgos labores. Se trata de medidas imprescindibles en la andadura hacia el objetivo final: conseguir una siniestralidad laboral cero. Ante la dificultad del reto, marcado a largo plazo, al menos deberemos seguir en la senda del descenso de dicha siniestralidad.