¿Cómo prevenir los accidentes laborales?

¿Cómo prevenir los accidentes laborales?
Hoy en día, prevenir los accidentes laborales es la mejor manera que tenemos de evitarlos. Las labores que se realicen y establezcan en este sentido nos ayudarán a evitar que un trabajador sea víctima de las consecuencias de estos incidentes. Ofrecer equipos de protección personal está muy bien, pero hay más medidas que podemos tomar. En un post anterior en este mismo espacio, ya os explicamos de una forma detallada cuáles eran los factores de riesgo en el trabajo más importantes. En esta ocasión, vamos a centrarnos más en el hecho de tratar de adelantarnos a cualquier incidente fortuito que pudiera darse durante el desempeño laboral. Ya sabrás que un accidente de trabajo puede definirse desde distintos puntos de vista. Así, todo dependerá si hablamos desde el prisma de la seguridad, desde un punto de vista legal o desde un punto de vista médico. En cualquier caso, prevenir los accidentes laborales requiere de un control y un plan previo que se establezca de manera clara.

Principales pasos para prevenir los accidentes laborales

  • Eliminar el peligro. Se trata de la primera premisa, la más clara y la que más nos acercará al objetivo de evitar toda clase de eventualidades.
  • Sustitución con procesos, operaciones, materiales o equipos menos peligrosos. Se trata de una inversión en seguridad. Pasar de unos equipos que pueden ser considerados como sensibles a otros más robustos y seguros. Lo mismo ocurre con los procesos o las operaciones que tienen que realizar los trabajadores.
  • La apuesta decidida por controles de ingeniería y reorganización del trabajo también nos ayudará a prevenir los accidentes laborales de una manera eficaz.
  • La formación en cuestión de prevención es otra herramienta que tenemos a nuestro alcance para evitar toda clase de eventualidades en la jornada laboral. Es uno de los controles administrativos más eficientes que tenemos a nuestra disposición.
  • La utilización de equipos de protección personal adecuados es la última gran medida que tenemos a nuestra disposición para prevenir los accidentes laborales.
Un aspecto que hay que tener presente es que lo ideal será que el plan se siga en el orden anteriormente marcado. Esto quiere decir, por ejemplo, que la utilización de EPIS será el último eslabón de la cadena cuando el procedimiento se ha completado de manera exitosa.