Principales riesgos laborales en la construcción

Principales riesgos laborales en la construcción
¿Eres consciente de los principales riesgos laborales en la construcción? ¿Cuáles son los peligros más habituales a los que hay que prestar una especial atención para evitarlos? Vamos a tratar de utilizar estas nuevas líneas de nuestro blog para explicártelos de una manera más detallada. ¡Comenzamos! Como ya sabrás, un riesgo laboral es básicamente la opción de que un trabajador sea víctima de algún percance a consecuencia del trabajo. Son varios los grados existentes, desde leves hasta graves. La prevención de riesgos laborales (PRL) es la materia dedicada a promover la seguridad y salud en los trabajadores. Entre sus labores estará identificar los potenciales riesgos, evaluarlos y, posteriormente, adoptar medidas para prevenirlos. En un post anterior en este mismo espacio, ya os explicamos cómo debe ser la actuación ante una emergencia en el trabajo. Pequeños consejos y pautas de comportamiento para realizar una vez que el accidente o la emergencia ha tenido lugar. Pero, ¿cuáles son estas amenazas más habituales? Pasamos a explicártelas.

Los principales riesgos laborales en la construcción que tenemos que conocer

Por las características de esta actividad, hay ciertas amenazas que agrupan la mayor parte de los accidentes. Así, entre los principales riesgos laborales en la construcción podríamos destacar:
  • Caídas: Sin lugar a dudas, uno de las amenazas más habituales, sobre todo aquellas que se producen a distinto nivel cuando se realizan trabajos en altura, tejados, cubiertos o andamios. Del mismo modo, también existen las caídas al mismo nivel que pueden darse por culpa de tropezones, resbalones o terrenos inestables.
  • Caída de objetos y derrumbes: Otro de los riesgos que tenemos que conocer y que pueden darse en casos de inestabilidad de la estructura en la que se está trabajando. En este conjunto podríamos incluir la caída de muros, materiales de construcción o, incluso en casos extremos, edificios. Para evitar esta posibilidad, siempre será importante vigilar la colocación de materiales y comunicar o resolver cualquier indicio de inestabilidad.
  • Orden y limpieza: Muchos de los accidentes que se dan lugar en este sector se pueden evitar con el simple hecho de tratar de mantener un ambiente ordenado o recogido. Así, suelos mojados o resbaladizos y dejar materiales fuera de sitio pueden ser los causantes de importantes daños.
  • Proyección de partículas: Entre los principales riesgos laborales en la construcción nos encontramos con la posibilidad de que pequeños fragmentos de material expulsadas por máquinas o herramientas dañen a los trabajadores.
  • Riesgo eléctrico: Hay que tener especial atención a esta amenaza, ya que las instalaciones utilizadas suelen ser provisionales y al aire libre, aumentando las opciones de incidentes.
  • Vuelco de maquinaria: El último entre los principales riesgos laborales en la construcción es la posibilidad de que maquinaria pesada vuelque por culpa de un terreno inestable, atrapando al operario o parte de su cuerpo.
Related Posts