El ruido en la construcción es un factor de riesgo

El ruido en la construcción es un factor de riesgo
No existe duda alguna a día de hoy de que el ruido en la construcción es un factor de riesgo de primer orden, ¿verdad? Se trata, de hecho, de uno de los principales a los que se exponen todos los trabajadores que desempeñan su labor en este sector. Vamos a aprovechar estas líneas de nuestro blog para profundizar un poco más en este tema y explicarte algunas de sus posibles consecuencias. Ya en un artículo anterior en este mismo espacio os explicamos cuáles eran los principales factores de riesgo en el trabajo. Peligros a los que los trabajadores están expuestos y que hay que trabajar en minimizar y prevenir. No exageramos cuando afirmamos que el ruido se ha convertido en un verdadero peligro en el sector laboral de la construcción. Los niveles sonoros son cada día mayores, pudiendo afectar a la audición en mayor o menor medida. Como consecuencia, el trabajador podría ver peligrar su calidad de vida laboral.

Principales consecuencias del ruido en la construcción

Son varias las consecuencias de estar en constante presencia de altos niveles de ruido. Las más importantes son las siguientes:
  • Disminución temporal de la capacidad auditiva: Cuando nuestro sistema auditivo está sometido de manera constante a ruido llega a fatigarse. El plazo de recuperación total de la función puede oscilar entre 12 y 16 horas.
  • Pérdida de la audición: Se trata de una consecuencia más grave todavía de estar expuesto al ruido en la construcción. Puede darse tanto por culpa de ruidos de distinta intensidad como de fuertes impulsos. La consecuencia es una perforación de la membrana del tímpano.
  • Acúfenos o tinnitus: Se trata de la presencia de un ruido constante en uno o ambos oídos en momentos en los que existe silencio a nuestro alrededor. Pueden darse desde casos de ruidos graves, zumbidos o pitidos agudos y su causa es la exposición excesiva a ruido.
  • Aumento de los accidentes: El ruido en la construcción no solo puede afectar a nuestra salud auditiva, sino que también puede estar detrás de accidentes laborales por culpa de distracciones, errores o, simplemente, desconcentrarse de la tarea que se está realizando. El ruido también puede impedir escuchar señales de advertencia o instrucciones sonoras.
  • Estrés e irritabilidad: Un ambiente laboral poco o nada silencioso puede ser una fuente de estrés para los trabajadores.
  • Trastornos del sueño: La última consecuencia del ruido en la construcción es que termine derivando en nuestro propio organismo, provocando diversas alteraciones crónicas de carácter cardiovascular o digestivas.
Related Posts
Leave a Reply

Your email address will not be published.Required fields are marked *